¿Cómo comparo una cotización?

Los 4 puntos más importantes en los que te debes de fijar.

1

La capacidad instalada y el número de paneles.

Si comparas únicamente el precio final de la cotización no estás tomando en cuenta el tamaño del sistema que te están ofreciendo. En cambio si te fijas en el precio por capacidad instalada, es decir, lo que te está costando cada Watt Peak (Wp), podrás hacer una verdadera comparación.

¿Por qué es importante?

No se pueden comparar peras con manzanas. Es necesario poner las cotizaciones en el mismo término para poder evaluar cuál es la que más te conviene.

2

¿Cuántos paneles necesito?

Asegúrate de que te están ofreciendo lo que necesitas. Tu consumo promedio debe estar lo más cercano posible a la generación del sistema para que puedas ver un ahorro sustancial en tu recibo de luz.

¿Por qué es importante?

Si tienes menos capacidad de la energía que consumes será muy difícil crear un ahorro significativo y tardarás mucho en recuperar tu inversión.

3

El tipo de monitoreo.

Un buen sistema de monitoreo debe de incluir no sólo cuánto producen tus paneles solares sino también cuánta energía estás consumiendo. Lo ideal es que puedas tener registro de tu historial de consumo por días, semanas y años para verificar que coincida con lo que te está llegando en tu recibo de luz.

¿Por qué es importante?

Esto te permite tener el control sobre todo lo que está pasando con tu energía y notar irregularidades en tiempo real.

4

La calidad de los componentes.

Una buena propuesta debe especificar cada uno de sus componentes y las marcas. Pregunta y pide que especifiquen en tu propuesta la marca y el modelo de los componentes.

¿Por qué es importante?

Si la cotización no especifica la marca y el modelo de los componentes puedes estar en riesgo de que te instalen componentes de mala calidad que no te garantizan una larga vida útil del sistema.
REGRESAR AL HOME